explosión:cosmos:frecuencia:ruido



La radiación de fondo cósmico es una forma de radiación electromagnética descubierta en 1965, presente en el Universo en su inmensa totalidad. Muchos astrónomos consideran esta radiación como la prueba principal del modelo cosmológico del Big Bang; se produce por el continuo y perdurable eco de los primeros fotones que escaparon de esa gran explosión, siendo a la vez una de las pruebas más concluyentes acerca del origen y expansión del Universo. Hoy, esta radiación se manifiesta en los televisores cuando no se sintoniza nada. Lo que llamamos lluvia o estática, está compuesto en un estimado 1% por esa frecuencia omnipresente que existe desde que el Universo se enfrió y estabilizó.

Mediante un ejercicio análogo al de los personajes de Cortázar o Antonioni, Plano intenta ampliar la imagen de la radiación, en vivo y en directo, para obligarla a develar lo que sólo deja entrever. Una secuencia de cámaras, cada una pasando la imagen capturada y ampliada al próximo monitor, donde esa nueva imagen es capturada y ampliada por la siguiente cámara, haciendo un acercamiento cada vez más profundo sobre la estática. Hasta alcanzar ese fragmento final, frenético e indescifrable, que genera más extrañezas que certezas.



Año: 2015
Video Objeto
Medidas: ancho 150 cm, profundidad 65 cm, alto 140 cm
Especificaciones técnicas: televisor CRT, rack de 4 monitores CRT de 5", monitor de video profesional 17”, 5 cámaras de seguridad analógicas con pie, 2 estanterías